Delia en su tiempo

Casa de Delia, anteriormente ubicada al número 523 rang du Ruisseau Barré en Sainte-Marie-de-Monnoir, hoy Marieville, en el corazón de la Montérégie, Delia nació el 04 de febrero de 1865.

.

Iglesia de la parroquia Sainte-Marie-de-Monnoir, hoy Marieville, donde Delia fue bautizada el 05 de febrero de 1865.

Célina Ponton (1832-1867) madre de Délia

Alexis Tétreault (1830-1904) padre de Délia

Jean Alix (1823-1910) y Julie Ponton (1825-1900), padres adoptivos de Délia

Delia, su hermana Célina y su hermano Joseph

Délia 3 años

Casa del Sr. y la Sra. Jean Alix. En la edad de dos años y medio, Delia es adoptada por su tío John y su tía Julia. Con ellos, vivirá en esta casa de Marieville desde 1867 a 1889.

Délia Tétreault 18 años

Nacido en Francia en 1843, Almire Pichon entro en la comunidad de los Jesuitas en 1868. Nombrado para el Canadá, sera un ardiente misionero, predicadores de retiros y eminente guía espiritual. Delia trabajo en la casa llamada Betania, fundada por el padre Pichon en un humilde barrio de Montreal. Ella fui al servicio de los inmigrantes durante 10 años.

La casa de Betania calle Saint-Urbain. En primer lugar situado en la calle Saint-Philippe, la obra se traslado después en St-Urbain Street.

Nacido en Longueuil en 1850, Alphonse-Marie Daignault entro en la comunidad de  los Jesuitas a los 20 años. Ordenado en 1881, fue nombrado, tres años más tarde, para la misión del Zambeze en África del Sur. Acerca de 1893, durante una visita a Quebec, el padre Daignault se encontro con Delia ya habitada por su vocación misionera. Desde África, con frecuencia escribió a Delia y prodiga sus consejos. Tuvo una gran influencia sobre Délia.

Joséphine Montmarquet nació en Montreal en 1864. Gran amiga de Delia, ella será su colaboradora para iniciar el centro de Formación Missionera que se convirtió en la Sociedad de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción. Conocida como hermana Saint-Gustave, esta mujer de la alta cultura y fe profunda contribuirá enormemente al desarrollo de la comunidad.

Nacido en Montebello en 1860, Gustave Bourassa es el hermano de Henri, el fundador periodico “Le Devoir”. Fue ordenado en 1884. Escritor y orador, Decano de la Facultad de Artes de la Universidad Laval, fue nombrado Secretario de esta institución en 1896. Fue en este tiempo llrgo a ser guía de la naciente comunidad de Delia y incluso el benefactor. Con su ayuda, los proyectos de Delia toman forma. La muerte accidental en 1904 de esta figura clave deja a Delia en una gran afflictión.

Nacida en St. Paul en Abbotsford en 1861, Marie-Aveline Bengle es una pionera de la educación superior para las mujeres de Quebec. Entro en la Congregación de Notre-Dame en 1880 bajo el nombre de hermana Saint-Anne-Marie, en 1908 fundó la primera universidad clásica para mujeres francófona. En 1926, estableció el Instituto de educación para el desarrollo de los docentes. Delia la encontró en 1901 y recibio de esta amiga, valiosos consejos para el desarrollo de su proyecto.

Nacido en Montreal en 1855, Paul Bruchési es un hombre conocido por su inteligencia vivaz, su apertura, su elocuencia y su amor de la Iglesia. Nombrado arzobispo de Montreal, reconoce la importancia del proyecto de Delia. Con su ayuda, Delia podrá sentar las bases para un centro de formación para jóvenes interesadas en la vida misionera. Seguirá siendo un fiel consejero de Delia y le dará su apoyo a la comunidad.

En respuesta a la petición del arzobispo Paul Bruchési para el proyecto de Delia, el Papa Pius X dijo: Funde, fune y todas las bendiciones del cielo descenderá sobre este nuevo Instituto al que dara el nombre de la Sociedad de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción. Era 30 de noviembre de 1904 y es a este Papa que la comunidad debe su existencia.

Louis-Adelmar Lapierre es párroco de la parroquia de Saint-Jean-Baptiste de Montreal. Un día, cansado de un largo paseo, se presenta a la Casa Madre para descansar un poco. Délia Tétreault lo recibe y le ofreció una taza de café. Ella le habla del seminario canadiense para las misiones. Él es cautivado por este proyecto desde su ordenación, quiere ser misionero. Este encuentro lleva a proyectos muy concretos para la Fundación de la Sociedad de Misiones - Extranjeras donde se convirtió en el primer sacerdote. Se trasladó a Manchuria y fue nombrado obispo de Szepingkai.

Délia 57 años