Meditación y oraciones

   

Haznos ver, Señor, tu rostro de luz en la frialdad de la mañana, en el canto del arroyo, en el grito del otoño.

Haz brillar, Señor, tu rostro de fuego en la bruma de los lagos, en el cuerpo de los árboles, en la piel de las rocas.

Alza, Señor, tu rostro de Pascua en el pasar de las horas, en la marcha de los días, en la danza de las estaciones.

Haz brillar, Señor, tu rostro de bondad sobre la lluvia del mediodía, sobre la roya de las hojas, sobre la migración de las aves.

Haz brillar, Señor, tu rostro de paz por el murmullo de las cosas, por la música de los silencios, por la sonrisa de las palabras.

Haznos caminar, Señor, a la luz de tu rostro hacia las plazas de Jerusalén, hacia los caminos de eternidad, hacia la casa de nuestro Padre

  Jacques Gauthier