Las Noticias

Du 2020-02-10 au 2020-03-20

Sin mí no pueden hacer nada

Du 2020-01-10 au 2020-02-20

Desde China hasta Hong Kong

Puesto que se teme siempre a represalias, Madre Marie du Saint-Esprit solicita del obispo de Hong Kong el permiso de tener pie en tierra en su ciudad episcopal. Al recibir una respuesta favorable, la valiente Fundadora pide a la superiora quedarse en una de las dos casas donde se podrá dictar unos cursos particulares como medio de subsistencia. Experimentemos eso  por un tiempo, escribe ella. En el momento oportuno, el buen Dios nos dará a conocer su voluntad respecto a nuestro residencia en Hong Kong.  

Poco tiempo necesita la Providencia para revelar sus designios en cuanto a la contribución de nuestro Instituto en la evangelización de ese nuevo territorio. En 1929, permiso dado por las autoridades de abrir una escuela primaria en el distrito chino de Kowloon.  Con esa ocasión, nuestra Fundadora escribe: No se imaginan la alegría que me proporciona la noticia de ese nuevo proyecto! Creo que es el grano de mostaza.... que llegará a ser un árbol... Esa mujer apóstol ve grande: su predicción pronto se realizará. Humilde en sus inicios, pero animado por el ardiente soplo apostólico, nuestro compromiso en el sector de la educación se convertirá y quedará  hasta hoy día uno de los más importantes ministerios de la Iglesia  en Hong Kong.

Texto Précurseur (Octubre – Noviembre – Diciembre 2001)

 Louise Denis, m.i.c.